LOS ORÍGENES

 
 HISTORIA

    Octubre de 1949 es una fecha especial para el Fondo de Evangelización debido a que es el año que marca el comienzo de este ministerio. Bajo la iniciativa de los hermanos Don Santiago Miñambres y Don Edmundo Woodford se creó el Fondo de Evangelización (FONDEVAN).

    Ya en Enero de aquel mismo año había tenido lugar un llamamiento a las iglesias mediante carta circular; en la que se trataba de hacer notar la responsabilidad y privilegio de todas las iglesias locales en cuanto a la Obra del Señor en España. A los dos hermanos mencionados anteriormente se unieron Don Pegerto Caride, Don Manuel González de Prado, Don Benigno González, Don Federico H. Gray, Don Enrique Haselden, Don Ernesto Trenchard y Don Lázaro Urrutia. Nueve hermanos que, a su vez, constituyeron el primer consejo del Fondo de Evangelización.

    Don Santiago Miñambres asumió las funciones de administrador, llamando para colaborar con él a Don Manuel Campelo Garrido, quien, integrado al Consejo del Fondo, las desempeñó hasta 1998, conjuntamente con Don Alejandro Martínez Llera, desde 1971. Se trataba de que iglesias y hermanos donantes particulares hiciesen llegar al fondo sus aportaciones, con el único fin de que fuesen canalizadas hacia los Obreros del Señor, mediante una distribución realizada todos los meses impares del año. Con tal fin se crearon unas normas que, básicamente, son las mismas que se utilizan actualmente, y cuya consideración y estudio son muy de desear siempre, y en especial por los Consejos de Ancianos que se proponen la encomendación de un hermano a la Obra del Señor.

    Con el mismo ánimo, amor y compromiso queremos seguir adelante, sirviendo al Señor y a sus hijos que han recibido el sublime llamamiento de servirle a pleno tiempo. Esta página contiene semblanzas de los siervos del Señor que forman la lista actual de beneficiarios en el Fondo de Evangelización. Bien sabemos que son muchos más. Apreciados hermanos que sirven al mismo Señor en diferentes lugares. Ellos no reciben la comunión práctica del pueblo de Dios a través del fondo; pero colaboran en la misma Obra y son dignos de respeto, gratitud y admiración.

INICIOBIENVENIDA.html
S. MIÑANBRESSANTIAGO_M.html
E. WOODFORDEDMUNDO.html
CIRCULAR 1949CIRCULAR.html

HISTORIA

Carta Circular 1949CIRCULAR.html