REGLAMENTO DE FONDEVAN: DEFINICIONES BASICAS

 
 DEFINICIONES BASICAS

NOTA PRELIMINAR


Todas las definiciones a continuación expresan el punto de vista de FONDEVAN, sin pretensión alguna de interferir en los criterios y responsabilidades propios de las iglesias locales, y únicamente a los efectos de administrar y encauzar debidamente las ofrendas que se reciban.



1. QUÉ  ENTIENDE FONDEVAN POR OBRA PIONERA


Entendemos por Obra Pionera la evangelización por el procedimiento neotestamentario de abrir y consolidar nuevos puntos de testimonio, que puedan constituirse en iglesias locales de las Asambleas de Hermanos.


Recibirán también la consideración de Obra Pionera aquellos lugares con iglesia local establecida, con membresía numerosa y testimonio amplio y floreciente en el pasado, pero en la actualidad con pocos miembros o en fase de extinción si no se reactivan, entendiendo que dicha reactivación no se refiere al mero -aunque necesario- ministerio de cuidado pastoral y enseñanza de dicha congregación, sino al prioritario ministerio evangelístico para un nuevo crecimiento en membresía.



2. QUIÉN ES UN OBRERO


Todo aquel que hace obra espiritual en la Viña del Señor es un obrero; lo mismo si obtiene su sustento trabajando en lo material, como si se libra de los que se consideran trabajos normales. Todo intento de distinguir entre clérigos y laicos parece artificial y superfluo a la luz de la enseñanza neotestamentaria, lo mismo que la denominación y cargo de pastor titular. Es muy deseable un gran aumento del número de personas que, sin abandonar sus puestos de trabajo, se preparan adecuadamente y se disponen a servir, prestando ayuda en las iglesias locales respectivas. Sin embargo, es preciso, todavía, que muchos hermanos voluntariamente se liberen de la sujeción que imponen los trabajos seculares, para poder atender distintos aspectos importantes de la Obra. Muy en especial la evangelización, en aquellos planteamientos que conocemos como Obra Pionera.


Entendemos por Obrero a todo aquel hermano/a o matrimonio, que obedeciendo a un llamamiento del Señor y encomendado por la iglesia local a la que pertenece, se dedica a pleno tiempo a la Obra del Señor,  principalmente con vistas a una esfera más amplia y distinta de su iglesia local.


Por Obrero Pionero entendemos a todo aquel hermano/a que se dedique especialmente a la implantación de uno o más nuevos puntos de testimonio, o a reavivar alguno en fase de extinción, según lo indicado en el párrafo segundo del punto anterior.


No se considerará Obrero Pionero aquel que colaborando con otros en nuevos puntos de testimonio, no está especialmente dedicado a dicha obra.


Se entiende que el Obrero Pionero tendrá como uno de los objetivos de su ministerio que el Señor levante dones entre los miembros de cada nueva iglesia, especialmente aquellos de gobierno espiritual que permitan su salida para la implantación de otros nuevos puntos de testimonio. En caso contrario, habrá de entenderse que el Obrero se siente llamado a un nuevo ministerio distinto al de Obra Pionera


“Candidato” es todo aquel hermano o hermana que, sintiéndose llamado por el Señor, da cuenta de ello a los Ancianos de la iglesia, y solicita ser encomendado a pleno tiempo a la Obra del Señor. Los Ancianos y Obreros, debido a su interés en la Obra, tienen el deber y el privilegio de descubrir y animar a posibles Candidatos.



3. EL SOSTENIMIENTO DEL OBRERO


La Palabra enseña con toda claridad que el obrero es digno de su salario, y que el Señor ha ordenado que los que predican el Evangelio vivan del Evangelio. Los obreros del Nuevo Testamento confiaban en el Señor que los había llamado y esperaban recibir de Él todo lo necesario para su sustento y el de sus familias, a través de Sus mayordomos: las iglesias locales y otros hermanos en  particular (Filipenses 2:25-30 y 4:10-14). El sistema neotes- tamentario presupone, pues, una verdadera dosis de fe en el Obrero; pero también una responsabilidad inmensa en aquellos que el mismo Señor (que ha llamado a los Obreros) llama para que sean Sus mayordomos fieles y generosos. “El obrero es digno de su salario”. Por lo tanto, si el obrero es digno, también debe serlo su salario; compartiendo la opinión de que el Obrero debiera desenvolverse en un nivel económico equivalente al de la media de los creyentes de su entorno.



4. EL LLAMAMIENTO DEL OBRERO


Corresponde a los Ancianos de la iglesia discernir y comprobar tanto el llamamiento como la preparación y aptitudes de un Candidato. Sin embargo -como ya se dijo antes-, los Ancianos no deberían descartar el hecho de que sean ellos mismos quienes, siguiendo las instrucciones del Espíritu, puedan despertar la inquietud en un posible Candidato.


En Hechos 13:1-3, encontramos el llamamiento personal de dos hombres ya destacados en el servicio del Maestro para una labor especial. Pero el mensaje del Espíritu viene a través de los guías espirituales de la iglesia, que ministraban al Señor, diciendo: “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado”. En el caso de Timoteo, también se destaca la importancia de la percepción de los guías espirituales del rebaño, quienes disciernen lo que el Espíritu Santo va realizando en sus siervos y quienes conocen las necesidades de los campos de trabajo. Más oración y ayuno de parte de los guías proporcionarían una buena percepción y claridad de visión, evitando más de una equivocación en las encomendaciones.


Mirando los ejemplos del Nuevo Testamento, comprobamos que tan sólo el Espíritu Santo puede capacitar al Obrero por medio de Sus dones. Los estudios sistemáticos de la Escritura son imprescindibles para todo aquel que se sienta llamado a ministrar la Palabra. Sin embargo, la titulación académica nunca fue, ni será, la que hace un Obrero.


El Candidato tiene que ser obrero antes de salir encomendado, habiendo dado abundantes pruebas de su espíritu de servicio y de su capacidad para realizarlo; lo cual no debe excluir  un buen período de formación previo a su encomendación y a su destino definitivo. Debe ser un creyente con madurez espiritual y humana, que haya trabajado varios años en una ocupación secular remunerada; en una entidad que pueda emitir un buen informe de su vida laboral, en la que haya demostrado ser fiel y aprovechar las oportunidades que el Señor le ha deparado para ganar experiencia y dar testimonio de su fe en Jesucristo; no sólo por sus palabras, sino por una conducta ejemplar que “adorna la doctrina” (Tito 2:10).



5. LA ENCOMENDACIÓN DEL OBRERO


Según los principios de la enseñanza del Nuevo Testamento, la encomendación de un Obrero es competencia de la iglesia local de la cual es miembro; si bien ésta puede invitar a otra u otras de su vecindad o región, que conocen al hermano que va a ser encomendado, a identificarse con ella (Hechos 16:2).


El Consejo de FONDEVAN necesita ser informado y consultado por los Ancianos de la iglesia, con un tiempo prudencial de anticipación no inferior a un año, acerca del proyecto de encomendación de un candidato. Dicha información y consulta previas van encaminadas a realizar un estudio lo más detallado y objetivo posible de cada caso, para poder emitir una opinión favorable o desfavorable; no en cuanto a la encomendación en sí, pues ésta es competencia exclusiva de la iglesia local, sino en cuanto a su inclusión en la lista de beneficiarios.



6. RESPONSABILIDADES Y DEBERES


Es responsabilidad del Obrero mantener informados a las iglesias locales y hermanos acerca de su ministerio, con cierta periodicidad, al menos semestral.


El Reglamento que se expone a continuación, está presidido por el interés en la Obra de Evangelización, como necesidad  apremiante, y redactado en el espíritu expresado por el apóstol en 2 Corintios 8:19-21, acerca de la ofrenda de las iglesias: “… la cual administramos para honrar al Señor y demostrar nuestro ardiente deseo de servir. Queremos evitar cualquier crítica sobre la forma en que administramos este generoso donativo; porque procuramos hacer lo correcto, no sólo delante del Señor sino también delante de los demás” (NVI).

INICIOBIENVENIDA.html
REG. INTERNOR3_REG_INTERNO.html
QUE ES FONDEVANR1_QUE_ES.html
REGLAMENTOREGLAMENTO.html

DEFINICIONES BASICAS