Jaime Ardiaca Mentuy y Loly Esteban

OBREROS

JAIME ARDIACA MENTUY

      Nací el 9 de septiembre de 1956 en Andoain (Guipúzcoa).


    Cuando tenía 24 años y nos encontrábamos paseando Loly y yo -por entonces mi novia y ahora mi esposa- vimos que en los bajos del Ayuntamiento de San Sebastián y con motivo del Día del Libro, habían instalado una mesa de libros; nos acercamos a curiosear, sin sospechar la trascendencia que esto iba a tener para nosotros. La mesa pertenecía a la Librería Evangélica y significó el primer contacto con los evangélicos.

BIENVENIDA.html

Lugar de Nacimiento: Andoain (Guipúzcoa)
Fecha de Nacimiento: 09-09-1956

Estado civil: Casado con Loly Esteban
Lugar de residencia:
Andoain

Hijos: Zuriñe, David y Marcos.

JAIME ARDIACA MENTUY

TEMAS DE ORACIONJAIME_ARDIACA_files/Carta%20a%20mis%20hermanos.pdf
OBREROSOBREROS.html
INICIOBIENVENIDA.html
TEMAS DE ORACIONJAIME_ARDIACA_files/Carta%20a%20mis%20hermanos_1.pdf

    Al regreso a San Sebastián volvimos a integramos en la iglesia, trabajando a pleno tiempo y colaborando con Manuel Corral, con quien ya lo habíamos hecho anteriormente. Huelga decir que el llamamiento a la obra se caracterizaba por un deseo de servir al Señor y a su pueblo, viendo la necesidad que teníamos delante.


    Progresivamente el Señor fue poniendo más carga en nuestros corazones, y juntamente con ello, la salida para poder dedicar nuestras vidas por entero a él.


    Fue necesario para ello dejar pasar los años para asentar, juntamente con la iglesia y los ancianos, esta inquietud, y finalmente en septiembre de 1989 fuimos encomendados por la iglesia que nos vio nacer en San Sebastián.


    Actualidad. Ahora nos encontramos sirviendo al Señor en diversos frentes: En la iglesia en San Sebastián, enseñanza y pastorado fundamentalmente. En diferentes pueblos - Irún, Tolosa, Zarautz - realizando labores evangelísticas junto a otros hermanos.


    Nuestra visión está centrada principalmente en establecer nuevas iglesias, pero desde iglesias fuertemente establecidas. Por lo tanto se requiere un trabajo de evangelización desde una condición espiritual fuerte y estable por parte de los creyentes. Nuestra preocupación pastoral y de enseñanza está totalmente ligada a la de la evangelización en este sentido. Es por eso que creo que España necesita ser evangelizada, desde iglesias fuertemente apoyadas en la Palabra de Dios.


“Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús”

1ª Cor. 1:4.

    No habían transcurrido más de dos meses cuando asistimos en la iglesia a una reunión de jóvenes. A aquel domingo por la mañana le siguieron todos los demás y pudimos seguir un estudio sistemático del Evangelio de Lucas. A los tres meses, Loly y yo entregábamos nuestras vidas a Cristo; un mes después nos bautizábamos y mes y medio más tarde, en junio de 1981 nos casábamos.


   Integración equivale a compromiso. Transcurrieron sólo tres años, en los que estuvimos plenamente integrados en la iglesia, pero el evangelio que habíamos abrazado nos urgía a darlo todo al Señor, así que, tras haberlo meditado, tomamos la decisión de prepararnos para ello y dejándolo todo, nos fuimos al IBSTE donde estuvimos los cuatro años de graduación.