Francisco Martínez Sánchez y Aurora Díaz

OBREROS

FRANCISCO MARTÍNEZ SÁNCHEZ

    Tanto mi esposa como un servidor nacimos en Archena, ella el 10 de junio del año 1940.


    Era un adolescente cuando acepté al Señor. Por circunstancias largas de contar, empecé a predicar a los 16 años, en la entonces pequeña congregación de Archena. Para mí fue una bendición la enseñanza periódica que recibía por medio de D. Joaquín Guerola. Necesitaba “carne” y por medio de los estudios que nos daba de D. Ernesto Trenchard, mi apetito fue saciado ampliamente. A los 21 años fui reconocido Anciano.


    De soltero y por el año 1955 cuando tenía 17 años de edad inicié Obra pionera en la Algaida, (una pedanía de Archena) y en Ulea, (Murcia) el año 1958, yendo en bicicleta. Es un pequeño pueblo de unos 1.500 habitantes y que dista de Archena unos 5 Kms., y a pesar de la persecución de entonces, llegó a tener una membresía de unas 20 personas y una numerosa Escuela Dominical. Después quedó muy mermada a causa de la emigración.


    Nos casamos el 21 de mayo de 1962 y en nuestra “luna de miel” nos quedamos para estudiar con los  Sres., Trenchard en Barcelona. Fruto del matrimonio tuvimos 4 hijos, Abel, Samuel, David y Rebeca Aurora, ahora todos casados.

BIENVENIDA.html

FRANCISCO MARTÍNEZ SÁNCHEZ

TEMAS DE ORACIONFRANCISCO_MARTINEZ_files/Carta%20de%20gratitud.pdf
OBREROSOBREROS.html
INICIOBIENVENIDA.html

Lugar de Nacimiento: Archena (Murcia)

Fecha de Nacimiento: 17-03-1938

Estado civil: Casado con Aurora Díaz
Lugar de residencia:
Archena

Hijos: Abel, Samuel, David y Rebeca Aurora

Nietos: Raquel, Abel, Rubén, Darío, Lidia, Elena y Eunice.

TEMAS DE ORACIONFRANCISCO_MARTINEZ_files/Carta%20de%20gratitud_1.pdf

    Salimos a la Obra a tiempo completo el 28 de febrero de 1970, encomendado por Archena, Ulea y Cartagena, con los tres hijos mayores, después llegaría la hija.


    Sirviendo al Señor a tiempo completo, pude realizar mis sueños de ir a hacer Obra pionera a bastantes pueblos, hasta fuera de la provincia de Murcia, como fue Pinoso, Torrevieja, etc., quedando establecidos puntos de testimonio, en Bullas, Cieza, Jumilla y Molina de Segura, porque los de Ulea, ahora, se congregan en Archena. Menos en Bullas, en todos los lugares hay un Consejo de Ancianos y Diáconos en todos los lugares.


DE CIERTO DE CIERTO OS DIGO, QUE EL QUE NO NACIERE DE NUEVO NO PUEDE VER EL REINO DE DIOS. 

JESUCRISTO


    Para poder hacer Obra pionera en Molina de Segura, tuvimos que dividir los muebles y la familia, alquilar una casa a nuestras expensas y vivir allí tres días a la semana. En los demás lugares, los visitaba y los visito cada semana desde Archena.


    A pesar de la edad, sigue mi celo pionero y con el deseo de predicar el Evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de Él, verán: y los que nunca han oído de Él, entenderán. (Romanos 15, 20-21)

Repartiendo Boletines
Mercado de Hellín

PROYECTOS:


1º.-) Deseamos establecer un punto de testimonio en Hellín (Albacete) el cual comenzamos con la Asamblea de Albacete de la calle Ávila, 13, pero desde a mediados del año 2000 sigo solo poniendo la Mesa de Libros y el reparto de literatura en cada mercado de los miércoles, y


2º.-) Edificar una nueva capilla y un comedor para dar de comer a personas necesitadas. Estamos en espera de los planos.


OS PEDIMOS:


1º.-) Que el Señor nos conceda un matrimonio que se instale en Hellín para poder reunir todos los contactos.


2º.-) Que el Señor nos permita edificar y poner en marcha el comedor para poder dar de comer a los indigentes, y que sirva de testimonio en nuestro pueblo, y


3º.-) Que el Señor nos de mucho amor y pasión por las almas.

 

Estando trabajando en la Caja Rural de Murcia en Archena, tenía tiempo para poder servir al Señor, pero llegó el día que mi compromiso en la Obra era tal, con reuniones en la Algaida, en la Serretilla, (un barrio de gente humilde) además las de Ulea y Archena, que no podía visitar ni a mi madre enferma, que residía a cinco minutos de casa… Tuvimos que tomar una decisión.

Mesa de Libros
Saludando después del culto