EVENTOS

EVENTOS

Rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.
(Lc. 10:2)
Refugio de oración

        Queridos hermanos y hermanas:                            19/01/2017


Muchas gracias por orar por nosotros y los niños que el Señor esta permitiendo que evangelizamos mayormente a través de los esplais. 


    Orad por favor porque al volver de vacaciones varios niños están faltando a los esplais, para que el Señor los vuelva a traer.


    A partir de la semana que viene comienza las salidas a la nieve para jugar con los trineos, etc. Por favor orad por la protección del Señor durante los viajes y el tiempo en la montaña. Orad, por favor, para que este año la nieve en el Ripolles se mantenga a partir de los 1300m para que podemos hacer todo allí mismo en el refugio de oración.


    Salimos de Barcelona sobre las 9:00 horas llegando allí sobre las 11:30 y nos quedamos, si el tiempo lo permite, hasta las 17:00. Estaremos cada sábado, hasta el día 11 de Marzo, y os invitamos a poder visitarnos y disfrutar de ver el refugio de oración, de la nieve y de la montaña. Os podemos dejar trineos, pues tenemos bastantes para todos, con la excepción del día 4 de Marzo cuando viene el esplai más grande.


    Orad también para que el Señor provea, pues siguen faltando botas de montaña o descansos y ropa para dejar a los niños.


    También necesitamos un hermano electricista que pueda hacer un boletín para la instalación de la luz para poder hacer el cambio de titular. 


                                   Muchas gracias,

                                con el amor del Señor,

                                    andy i sara



    Queridos hermanos compañeros de oración y peregrinaje:              10/01/2017

    Sí, hoy he cumplido 53 años ¡gracias al Señor que tiene misericordia de mi!

    Él no me deja, Él es fiel y si estoy aquí todavía y si le sigo es por Su gracia. Reconozco que no merezco Su amor y tantas bendiciones.  Él, con toda razón podría decidir “basta de mi gracia” y cortar Su benigna mano sobre mi vida. Y si no lo ha hecho es por que el Señor Jesucristo intercede a mi favor y también vosotros.

    Muchas gracias por orar por mi, mi familia y los niños a los cuales estamos alcanzando con el evangelio. Soy muy privilegiado por tener tantos hermanos y hermanas, niños y niñas orando por mi. ¡Gracias!

    Tengo el gozo de hacer algo que me encanta que es trabajar con los niños y una familia que tiene el mismo sentir. 

    Pero sobre todo queremos que más niños conozcan al Señor Jesucristo. Por favor, seguid orando para que no descuidemos esta nuestra misión este año, y cada año que el Señor nos brinde, hasta que vayamos a Su presencia o que Él vuelva.


Confía en Jehová, y haz el bien;

Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.

Deléitate asimismo en Jehová,

Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Encomienda a Jehová tu camino,

Y confía en él; y él hará. Salmo 37:3-5

    Los esplais son el medio que el Señor esta usando para que podemos alcanzar a cientos de niños de familias inconversas. El Señor acaba de darnos un complemento muy importante para este ministerio que es el Refugio de Oración. Después de haber estado orando durante años por esta necesidad, el Señor nos lo ha concedido ahora. Es un enorme gozo para nosotros ver que el anhelo de tener un campamento propio para que esos niños sigan oyendo el evangelio, se está cumpliendo. El Señor está concediendo las peticiones de nuestro corazón y ese es un regalazo maravilloso del Señor para mi cumpleaños.

    Es cierto que todavía falta para que se termine de comprar la casa y se hagan las obras para acondicionarla como casa de campamentos, pero ahora estamos mucho mas cerca que antes. El día que veamos la casa en uso, llena de niños de los esplais disfrutando del campamento, será un mayor gozo, pero ya estamos muy gozosos porque el año pasado no teníamos casa y ¡hoy si!

    Y eso es por la gracia de Dios sobre nosotros y por vuestras oraciones a nuestro favor. Gracias

Andy y Sara

Boletín 1EVENTOS_files/BOLETIN%20DEL%20REFUGIO%201_1.pdf